Cristobal Pérez de HerreraLa adivinanza culta, que los especialistas llaman enigma, alcanzó un importante desarrollo en la literatura española con la llegada del Barroco. Es natural que este arte de encubrir los objetos mediante el lenguaje floreciese en aquel período de nuestra cultura que supo encontrar la belleza en el artificio, el ingenio, la dificultad y el desequilibrio.

Entre los autores barrocos de este género literario siento especial apego por Cristóbal Pérez de Herrera (1558-1620). Médico y soldado salmantino, siendo joven ejerció su profesión en las galeras reales. La experiencia de la vida miserable de los galeotes despertó en él una fuerte conciencia social y caritativa, y quiso dedicarse a la promoción de hospitales y al remedio de la pobreza y la mendicidad. Entre sus numerosas obras destacan el tratado médico “Compendium totius medicinae”, los “Discursos del amparo de los legítimos pobres” y sus “Proverbios morales y consejos cristianos” (1618).

Edipo y la esfingeEsta última es una obra miscelánea que contiene algunos centenares de adivinanzas de mérito. Dada la brevedad de sus composiciones -se trata invariablemente de quintillas- no es raro encontrarlas sin firma en colecciones de adivinanzas populares, lo que significa que el pueblo acabó haciéndolas suyas. Esta clase de “plagio” es una auténtica corona para cualquier escritor.

La que he seleccionado para la entrada de hoy dice:

            ADIVINANZA

     Juntas vi presas estar
     dos hermanas vizcaínas
     que de agudas y ladinas
     se acostumbran maltratar
     como suelen las vecinas.

Espero vuestras soluciones en forma de comentarios, que publicaré cifrados para no quitar a nadie el placer de jugar. Adivina adivinanza.

 TIRESIAS

PISTAS PARA DESPISTADOS

Perez de Herrera-Proverbios morales y consejos cristianos1. Atentos a la palabra “hermanas”. Se trata de un objeto formado de dos mitades iguales.

2. En “agudas y ladinas” hay un bello equívoco. No son agudas por ingeniosas, como tampoco son ladinas por astutas ni por hablar muchas lenguas.

3. También hay equívoco en “maltratar”. No se maltratan de palabra, como las vecinas, sino como consecuencia del oficio en que colaboran estas dos mitades iguales.

4. Vizcaya fue siempre famosa por su siderurgia, y así en las adivinanzas antiguas es frecuente personificar como vizcaínos a los objetos hechos de acero. Como aclara el propio don Cristóbal en el comentario que añade a su adivinanza, “Son vizcaínas porque la materia de que se hacen es hierro y acero, metales que se crían en los minerales de Vizcaya”.

5. Si todavía andáis a dos velas, os propongo observar este cuadro de Jean Georges Vibert (1840-1902), titulado “Flores de otoño”, cuyo personaje sostiene en la mano el objeto en cuestión, muy útil para componer un ramillete.

Jean Georges Vibert-Flores de otoño

Anuncios