Etiquetas

La recomendación del chef para hoy tiene que ver con el uso de dos perífrasis verbales que, siendo de distinto significado, a menudo se usan indistintamente:

-“DEBER + infinitivo” se usa para expresar OBLIGACIÓN. Así, “Los huéspedes han debido entrar por la puerta trasera” significa que se han visto forzados a ello por algún problema sucedido en la puerta principal.

-“DEBER DE + infinitivo” expresa SUPOSICIÓN o PROBABILIDAD. Así, “Los ladrones han debido de entrar por la puerta trasera” significa que es ese el lugar por el que creemos que se han colado a robar.

Un caso práctico. Imaginad que habéis ido al armario de las herramientas en busca del martillo para colgar un cuadro. El martillo no está en su sitio. Contrariados, os asomáis al pasillo con un:

-¿Quién ha usado el martillo? ¡No está en su sitio!

A alguien en la casa le suena haberlo visto en el estudio y grita a su vez desde una habitación:

-¡Mira en el estudio! DEBE DE estar allí.

(Bien usado. El que habla expresa una suposición)

En efecto, el martillo aparece entre dos pilas de libros en la mesa del estudio. Vuelta a salir al pasillo, ahora con gritos de:

-¡Que no se repita! El martillo DEBE dejarse en su armario.

(Bien usado. Queremos decir que ese es su sitio, y por tanto es obligación de todos volver a dejarlo allí)

Lo único incorrecto del caso son los gritos en el pasillo. Es mejor ir a buscar a las personas allí donde se encuentran y hablarles cara a cara. Los ojos de los seres próximos (nuestros prójimos, que por eso se llaman así) es algo que merece ser mirado. Profundamente.

Profesor LÍLEMUS

Anuncios